Lecciones que debemos aprender del terremoto de México

Nuevamente un sismo de 7.1 afecta a Mexico, dejando una triste y amarga experiencia; frente a una experiencia de este tipo, nuestra primera reacción es lamentar la muerte de muchas personas, causado por el derrumbe de las edificaciones.

Al mismo tiempo estos hechos nos deben dejar muchas lecciones que aprender: a los dueños de viviendas, a las autoridades, a la población en general y en especial a quienes estamos involucrados en la construcción.

Bajo este contexto podemos mencionar algunas de las características que debe de cumplir una construcción segura y sismo-resistente:

  1. Capacidad portante del suelo. Se debe realizar un estudio de mecánica de suelos, para en base a dicho estudio se pueda diseñar una cimentación adecuada. En suelos blandos usualmente la sensación del movimiento sísmico es mayor, debido a la amplificación de las ondas sísmicas que atraviesan por estos suelos.
  2. Diseño estructural. La bondad del diseño depende esencialmente del acierto que se haya tenido en componer un sistema estructural, o mecanismo resistente, que resulte el más idóneo para resistir las acciones del sismo. Para ello se debe recurrir a un ingeniero civil especializado en estructuras.
  3. Buenos materiales: Es necesario el uso de buenos materiales de construcción que beben contar con el certificado de calidad para garantizar el cumplimiento de las condiciones de diseño y las especificaciones técnicas del proyecto. Y también es recomendable verificar sus propiedades mecánicas mediante ensayos de laboratorio.
  4. Mano de obra calificada. Es importante cuidar el proceso constructivo; para ello se debe contar con mano de obra calificada y la supervisión de un profesional para asegurar que el proceso constructivo cumpla con los requerimientos del Reglamento Nacional de Construcciones, de esta forma se podrá cumplir con las buenas prácticas en la construcción.

Perú es un país con alta actividad sísmica por ubicarse en el llamado Cinturón de Fuego del Pacífico, por lo que debemos tomar conciencia de este peligro. Según el IGP, en la costa central se viene acumulando la energía necesaria para generar un terremoto de entre 8,5 y 8,8 Mw (la escala sismológica de magnitud de momento, que coincide con la de Richter).

Un dato de la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco) demuestra que el crecimiento de la ciudad ha sido tan avasallador como precario. Hoy mas del 60% (aproximadamente 1 millón) de las viviendas de Lima son producto de la autoconstrucción y en consecuencia, vulnerables a movimientos sísmicos.

mala construccion

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *